lunes, 18 de agosto de 2014

Los Demonios

 Pues hay varias actitudes que sufrimos constantemente y que perjudican nuestro vivir día a día y entorpecen nuestra felicidad.

A esas actitudes se les atribuye su motor movido por una energía negativa lo que se puede denominar demonio.
Un demonio actual es:

El demonio del sexo este demonio actúa con mas frecuencia en personas que no son vírgenes este demonio manipula y confunde un sentimiento del ser humano explico: cuando se pasa tiempo desocupado o sin hacer algo provoca que este demonio vaya despertando y comience a mandarte ideas y pensamientos relacionados con excitación o morbosidad y disfraza estos pensamientos con el sentimiento de depresión. Uno se siente con las pilas bajas  y algo deprimido y le vienen recuerdos tristes!!
Pero en realidad lo que se esta trabajando de manera inconsciente son pensamientos de sexo de excitación y morbosidad pero no nos damos cuenta y poco a poco sentimos un impulso inconsciente para saciar este deseo inconsciente y recurrimos a cosas como la pornografía o en el caso de los no vírgenes a llamar o contactar a un romance pasado o una amiga  para involucrarla en un futuro encuentro sexual! y los vírgenes pues descargamos esas sensaciones masturbándonos!

Este demonio se vale de muchos factores para crear el impulso del apetito sexual:
Algunos factores son los siguientes:

imágenes sexys en TV, actitudes negativas como odio, envidia, critica, ofensas que incluso solo imaginemos también influyen en el despertar de ese demonio, también decir groserías o expresarte de manera vulgar, el bajo autoestima, mirar con morbo a las mujeres en la calle, pensamientos morbosos o cochinos, soledad inactividad.

Este demonio pues, ocupa una gran parte de nuestra vida y constantemente nos llena de conflictos o infelicidad por ello es necesario controlarlo a través de suprimir o reducir estos factores causantes de su despertar y también ayuda el llenarnos de verdadero amor y cariño por parte de amigos y gente que nos aprecia de verdad. Los niños pequeños también están cargados de ese amor puro que nos hace ser mejores personas y mientras nuestro corazón este recibiendo cariño constante este demonio estará controlado.

 El demonio de la pereza: este demonio se apodera de nosotros también y en mayor frecuencia si estamos en un estado de depresión:
Este demonio hace pospongamos nuestros planes o actividades u obligaciones al distraernos con cosas como: TV, Internet, celular, etc.
Además de disponer de manera inútil nuestro tiempo de vida, también este demonio afecta a nuestra salud explico: cuando no nos dan ganas de arreglarnos, bañarnos, ganas de hacer ejercicio, y empieza a generar en algunos casos obesidad, flacidez y nos resta condición física y nos causa mucho trabajo retomar alguna actividad física. También este demonio conduce a la depresión, estrés y también puede complementarse con otros demonios y hacernos infeliz gran parte de nuestro tiempo. Por ello es necesario combatirlo con la elaboración de un plan de actividades diarias, organizar bien nuestro tiempo y si es posible hacer ejercicio a diario aunque sea solo un momento.

El demonio del resentimiento: este demonio despierta cuando nos sentimos que no valemos nada, cuando tenemos coraje o rabia de algo, cuando vivimos algo fuerte o traumatizante y nos queda este rencor hacia la vida, o cuando odiamos a algunas personas, o cuando estamos lejos de dios.
pues bien cuando tenemos algunos de estos factores sufrimos la presión de éste demonio el cual nos hace estar amargados casi siempre, de mal humor, irritables por cualquier cosa, incluso agresivos, y para contrarrestar a este demonio es apoyándonos de nuestros seres queridos contándoles todo lo que nos aqueja y obteniendo su apoyo pero sobretodo su amor, también ayuda repartir amor si hacemos acciones buenas cada día, somos recompensados con paz interna y poco a poco logramos mantener controlado a este demonio. Y por supuesto el pedirle a dios que nos ayude a desaparecer estos sentimientos negativos es una gran ayuda.

El demonio del dinero: este demonio viene a complicarnos la vida cuando nos hace falta dinero para salir adelante en nuestros compromisos o deudas y nos  provoca un estrés constante el saber que nos faltan esos recursos para solucionar algunos asuntos. por el contrario también este demonio actúa cuando hay dinero de sobra pero no es utilizado con una intención positiva explico: cuando un joven ya sea hombre o mujer tienen a su disposición el dinero a puños se vuelven egoístas, soberbios, prepotentes, déspotas etc. y tratan a los demás como personas inferiores a veces con desprecio o discriminación y lo único por lo que sienten interés es por siempre tener los mejores lujos materiales, autos, casas, aparatos, ropa, etc. y nunca se conforman siempre buscan algo mas arriba y los convierte en seres infelices y superficiales, claro hay muchas excepciones.

Para combatir a este demonio hay que tener siempre en mente que las cosas materiales para nada son un camino hacia la felicidad. Son solo comodidades que hacen la vida mas fácil y que el dinero no tiene ningún valor, lo valioso en esta vida es saber dar amor querer y hacer feliz a tu prójimo y de manera consecuente recibir esa felicidad de todas las personas que estén a tu alrededor y si logramos esto las cosas materiales como el dinero, el trabajo, las oportunidades vendrán solas gracias a que orientamos nuestra vida por un buen camino!.
Demonios de  lujuria.
Gracias por leer, hasta pronto, y mucha suerte...

No hay comentarios:

Publicar un comentario